¿Qué son los lunares?

¿Alguna vez has notado la aparición de un lunar donde antes no existía? ¿Te ha tocado preguntarte “y éste, de dónde salió”?

Un lunar se identifica como una mancha redonda y abultada de color marrón ya sea claro u oscuro en nuestra piel. Y la verdad es que, aunque muchos de ellos nos acompañan desde que nacemos, la mayoría comienzan a aparecer en nuestra niñez.

En promedio, los adultos tienen entre 10 y 40 lunares y estos se producen cuando las células productoras de pigmento de la piel, llamadas melanocitos, crecen en grupos. Por lo general tienden a ser benignos, lo que significa que no causan daño alguno al cuerpo.

Sin embargo, a pesar de que la gran mayoría seguimos desarrollando nuevos lunares hasta aproximadamente los 40 años, es importante revisarlos de manera constante.

¿Cuáles son los lunares benignos?

Solemos reconocer el lunar benigno como aquel que es más pequeño que el borrador de un lápiz. Un lunar común también es aquel que tiene menos de 5 milímetros de ancho, es redondo u ovalado, y cuenta con una superficie lisa y un borde bien definido.

Puede presentar un color rosado, café claro u oscuro y es normal que incluso se aclare u oscurezca conforme pasan los años. Es probable que si tenés una piel morena tus lunares sean más oscuros que los de alguien con la piel clara.

 

 

 

 

 

Así como existen lunares benignos, también existen los lunares malignos, que frecuentemente son síntoma de un melanoma, el tipo más peligroso de cáncer en la piel. Estos pueden evolucionar en un cáncer de piel si no se atienden de manera temprana por un especialista.

 

¿Cómo saber si el lunar es maligno?

Un lunar maligno suele diferenciarse de uno benigno en su forma, color y tamaño. Para facilitarte el reconocimiento de un lunar maligno, podés aprenderte sus características con el ABCDE del melanoma.

Es importante que sepás que si alguno de tus lunares presenta estas anomalías, no significa necesariamente que tengás un cáncer de piel de tipo melanoma, por lo que es necesario que el doctor te realice exámenes físicos antes de determinar si es necesario un tratamiento del lunar.

 

Atenderlos a tiempo es la clave para sanar

La buena noticia es que si se descubre un lunar maligno a tiempo, el melanoma es altamente tratable. Si se detecta en sus primeras etapas, éste cáncer cuenta con una tasa de supervivencia de hasta el 97%.

 

Así que no esperés más, si algún lunar que tenés te preocupa, podés sacar una cita con nosotros y atenderemos tus consultas.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *